1.28.2008

Ilustración: Lo que no sé, me lo invento.

Mola despertarse con un.. "wake up, my love"; a un lado Marina me observa, al otro un "te quiero" en una etiqueta de un regalo. Las ganas de levantarse... las mismas que ayer o menos.
Un pensamiento anoche me corroía por dentro, un sentimiento que no quería sentir, un odio, un rencor ya hace tiempo olvidados; y si no olvidados, enterrados en el fondo de un lugar muy oscuro llamado memoria. Anoche, una enorme bestia de pelusa y odio me agarraba con enormes bigotes, era como un langostino gigante, gris y aterciopelado, con manchas de otros colores. Restos de suciedad. Sus bigotes, a tientas, buscaban mi cara, no podía quitármelo de encima, sentía su presencia diera las vueltas que diera en la cama. Los bigotes me tocaban, buscaban mis ojos. Me los arrancó. Ahora solo veo lo que pienso, y solo pienso lo que no he podido ver.
Siento un rencor invisible por algo que quizá no exista.
Lo que no me cuentan, me lo invento.

Marina me ha dicho que solo recordamos lo que nunca sucedió. Marina sabe como hacerme pensar, por eso duerme a mi lado en la cama.

2 comentarios:

marieta dijo...

Sólo te voy a decir una cosa:

:|

AJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA

Marina me dijo una vez que sólo recordamos lo qeu nunca sucedió...

...pero empecemos esta historia por el prrincipio, que en este caso es el final.


Marina me conmovió... Y tú también hoy con lo que has escrito, ahora ya me da vergüenza escribir :$

"Siento un rencor invisible por algo que quizá no exista."

María vuelve a arrodillarse ante ti :)



Besets elfilla!!

Vir dijo...

Ahora, además de tus dibujos, que siguen siendo tan fantásticos como siempre, también me has dejado sin palabras de lo bien que escribes!
Enhorabuena!!
Me sigue encantando tu blog!! ;)